Blogia
p13covaper

Autores

 

 Andres Serrano

A pesar de lo que pudiera parecer, Andres Serrano no se considera un fotógrafo, sino un artista que emplea la cámara fotográfica igual que otros artistas hacen uso del lienzo y la pintura. Su intención al tomar las fotografías no es plasmar la realidad. Él es un artista conceptual al que le interesa construir composiciones, como si de cuadros se tratara, para luego fotografiarlos.

Pietà, 1985. Cibachrome, 104 x 156 cm.
Pietà, 1985.
Cibachrome, 104 x 156 cm.

Trata en sus fotografías temas básicos de la condición humana, el origen de la vida, el sexo, la muerte... Consigue remover el interior del espectador, no le deja impasible después de observar sus fotografías, le obliga a enfrentarse a temas que todavía hoy son un tabú en nuestra sociedad. Toda su obra está influida por sus vivencias personales, y entre todas ellas, la religión católica, y especialmente su simbología, adquieren un papel predominante en la iconografía de sus fotografías.

Piss & Blood XIII, 1987. Cibachrome, 104 x 156 cm. 

Podemos encontrar dos grandes vertientes en la tipología de sus creaciones. En los inicios de su carrera, a principios de los años 80, se mostró interesado por el arte abstracto. A esta época corresponde la serie Bodily fluids, en la que, a partir de fluidos corporales como sangre, orina, semen o leche materna, consigue imágenes de gran colorido, al estilo de la pintura abstracta.

Piss & Blood XIII, 1987.
Cibachrome, 104 x 156 cm.
 

Por otro lado, Andres Serrano ha realizado series de retratos de personajes tan variados como los mendigos de la serie Nomads, los miembros del Ku Klux Klan de The Klan, o las personas que conforman la sociedad estadounidense de la serie America. Aunque parezca una paradoja, en estas fotografías Serrano capta a una persona interpretándose a sí misma.

Nomads (John Paul), 1990. Cibachrome, silicona, plexiglás, marco de madera, 152,4 x 125,7 cm; enmarcada 165,7 x 139,1 cm. Klansman (Dragon of the Invisible Empire), 1990. Cibachrome, 81 x 100 cm.
Nomads (John Paul), 1990.
Cibachrome, silicona, plexiglás, marco de madera, 152,4 x 125,7 cm; enmarcada 165,7 x 139,1 cm.
 Klansman (Dragon of the Invisible Empire), 1990.
Cibachrome, 81 x 100 cm.

En sus retratos se muestra interesado en representar no ya la sociedad "real", que todos conocemos, sino la sociedad "paralela", marginal, que intentamos ocultar, que no queremos ver, que ignoramos como si al ignorarla dejase de existir, de molestarnos.

Serrano emplea siempre fotografías de gran formato, para que despierten en el espectador las mismas sensaciones que tenía él cuando observaba los grandes cuadros religiosos en el Metropolitan Museum de Nueva York.

Andres Serrano no se encarga del proceso de revelado de las fotografías que realiza. No le interesa el proceso, y de hecho no sabe revelar. No trata sus imágenes después de tomadas, tan sólo pide al taller de revelado que se encarga del trabajo que los colores de las imágenes sean muy vivos, de forma que permita observar bien la imagen, aunque la luz de la sala donde se expongan no sea la adecuada.

NACHO LOPEZ

Héctor García, decano de la fotografía en México, habla del papel de Nacho López en el fotoperiodismo mexicano, quien en sus inicios deseaba ser cineasta, músico, escritor y fotógrafo. Al ver frustrada su profesión cinéfila se refugió en la imagen, que le sirvió como un pequeño cine, en el que podía contar historias.

Evocar a Nacho López es recordar, también, la vida de Héctor García, quienes a los 18 años unieron su amistad a través de la fotografía.

La voz diáfana de García afirma: "Nacho fue un gran ´cuate´, con el qué podía discutir, pelearme y discernir con sinceridad, sin herirnos personalmente.

"La controversia -asevera- forjó una estrecha amistad y nos llevó a ser siempre mejores fotógrafos. Nunca hubo rivalidad artística o fotográfica; y si la hubo, era parte de la razón de ser de la misma discusión. Chispazos que producen luz y fuego".

La mirada de Nacho

Niño inclinado leyendo en la calle, México D.F., ca. 1950 © Fondo Nacho López / Fonoteca Nacional del INAH

La mirada de Nacho es una mirada profunda que ve al México de las culturas ancestrales, donde se encuentra sus obras magistrales. Él dedicó especial cuidado para captar la luz y sombra del drama, y la tragedia de estos seres. Sin duda, deseó entregar al fotógrafo profesional y/o aficionado -modesto o sofisticado- imágenes fieles al suceso.

Al trabajar para los periódicos, Nacho López vivió un sentimiento de frustración. Hombre de gran cuidado con sus materiales, en la prensa su material muchas veces fue tirado a la basura. Ante este descuido se unió a otros compañeros y defendió el derecho de autor en la fotografía.

La inquietud de Nacho abarcó otras facetas, como la enseñanza. "Sí, fue un técnico, dio lecciones de fotografía en México, se preocupó por enseñar. Esta etapa le permitió conocer a mucha gente y tener un entorno de seguidores".

La nostalgia y reflexión envuelve el ambiente en el que Héctor García afirma que cada quien ha hecho con su obra un nombre, estilo, carácter y un interés particular. De ahí que Nacho López se interesó en transmitir una forma de repetición de la imagen con el cambio en el espacio, denominado "the fiction", historietas que deseó controlar, ya que en su mente tenía un guión escrito, en el que hacía una serie fotográfica. Pero, ¿qué lo motivó? La respuesta es simple: su oficio cinematográfico. Nacho López se interesó en el cine porque es un género que relata una historia a través de imágenes y la fotografía es lo mismo, sólo que es estática.

Conchero, detalle del penacho, México D.F., ca. 1950 © Fondo Nacho López / Fonoteca Nacional del INAH
Nacho López tenía muchas ganas de realizar cine, pero en aquella época los líderes charros eran quienes decidían el futuro de los cinematógrafos. Indirectamente, Gabriel Figueroa, su maestro, le negó el acceso a la época de oro del cine nacional, al seguir las reglas del sindicalismo. No obstante, el joven fotógrafo vio sus sueños hechos realidad al ver que en el fotoperiodismo podía plasmar sus guiones.

Gabriel Figueroa, como todos los líderes charros, había sido impuesto políticamente para controlar a los trabajadores para contar con sus votos para el partido en el poder.

RODRIGO NUÑES

Rodrigo Nuñez nace en Arica, Chile, el 7 de julio de 1971.

  

En el año 1997 este artista plastico deja la pintura y el diseño grafico para incorporarse al Fotocine Club de Chile y dedicarse asi disciplinadamente y con exclusividad a la fotografia de autor.

Y es asi como entre los años 1998 y 2001 es galardonado con mas de cincuenta premios, de los cuales treinta y cinco los obtiene en los Salones Nacionales de Fotografia ganando primeros premios, en blanco y negro, color, diapositiva, y tecnicas experimentales, categorias estas que año a año distinguen a algunas de las mejores de entre las numerosas obras presentadas por expositores de todo Chile.

La mayor parte de su actividad fotografica la realiza como miembro activo del Fotocine, llevando a cabo un valioso aporte a la fotografia al desarrollar alli numerosas actividades para su difusion organizando charlas y mesas redondas, haciendo critica fotografica en analisis de obras, y actuando como jurado en los diversos concursos internos.

Como Director de Exposiciones a cargo de la curatoria del año 2002 lleva a cabo la gestion de importantes muestras fotograficas como la del celebre retratista armenio-canadiense Yousouf Karsh.

Ha realizado centenares de fotografias de diversa tematica para agencias como la World Trade Press y otras, y retratado a destacados actores de teatro, artistas plasticos, musicos, y politicos chilenos, para medios de prensa como Revista del Domingo y Zona de Contacto de El Mercurio.

Assunta Adelaide Luigia Modotti

Fotógrafa italiana nacida el 17 de agosto de 1896 en Udine y muerta en 1942 después de sufrir un ataque cardiaco; mujer admirable de legendaria belleza e inteligencia que se relacionó con los hombres más célebres de su tiempo.

A los 17 años emigró a Estados Unidos con su familia. Trabajó en Hollywood. En 1921 conoció a Edward Weston y en 1922 llegaron a México, donde conoció e hizo íntima amistad con Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros y Frida Kahlo. Se hizo miembro del Partido Comunista en México en 1927. Apoyó activamente a la lucha de Augusto C. Sandino y ayudó a fundar el primer comité antifascista italiano. En 1928 conoce a Julio Antonio Mella, dirigente estudiantil cubano, durante la Ejecución de Sacco y Vanzetti, más tarde ella sería testigo del asesinato de Mella. En 1930, es acusada de conspirar para asesinar a Pascual Ortiz Rubio, presidente de México en ese entonces, por lo que fue expulsada del país.

Llega a Alemania a mediados de 1930, viaja a la Unión Soviética donde se reencuentra con Vittorio Vidali, a quien había conocido en México. Participó en el Socorro Rojo Internacional. En 1934 parte hacia España. Después de la rebelión militar de 1936, se alista en el quinto regimiento y trabaja en las brigadas internacionales, con el nombre de María hasta el fin de la guerra.

En 1939, regresa como asilada a México, donde continúa su actividad política, a través de la Alianza Antifascista Giuseppe Garibaldi. En 1940, el presidente Lázaro Cárdenas anula su expulsión. Muere de un ataque cardiaco el 5 de enero de 1942.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres